`

Noticias

LYD LANZA LIBRO DE LUIS LARRAÍN “EL REGRESO DEL MODELO”

17 de diciembre de 2012


Hoy, lunes 17 de diciembre a las 19.00 horas, Libertad y Desarrollo lanzará el libro “El regreso del modelo”, de su Director Ejecutivo, Luis Larraín.

El texto, que será comentado por el periodista y columnista, Héctor Soto, analiza la contingencia política y económica y aborda las críticas al modelo.

A continuación algunos extractos de la publicación:

•             “Creo que podríamos estar frente a un punto de quiebre en la política chilena si un mal diagnóstico, pesimista y derrotista, nos lleva a transitar por un camino que eche por la borda gran parte de los logros que entre todos hemos conseguido en las últimas décadas. Creemos, por el contrario, que los aires de cambio que vive hoy la política chilena, pueden ser aires de renovación y germinar en un proceso virtuoso para la centroderecha y las ideas que representa. Hay una revalorización de la competencia, de la institucionalización de la política y del debate de ideas. Tenemos figuras que disputarán en elecciones primarias el derecho a ejercer el liderazgo del sector”.

•             “Tras la revisión de cifras y encuestas, se llega a la conclusión que somos un país que está gozando de los productos y servicios que nos ha traído el crecimiento del país y que queremos precisamente más de ellos, especialmente en materia de educación. También los ciudadanos están aprovechando la democracia, que les permite sacar a flote sus nuevas exigencias sin que eso signifique atentar contra la institucionalidad”.

•             “Muchos problemas de la sociedad chilena, propias de nuestra condición y estado de desarrollo, se asocian al “modelo”, sin que tengan un origen en él. Ni la centroderecha, en particular el gobierno; ni menos quienes lo han administrado por veinte años, los dirigentes de la Concertación, han hecho esfuerzos serios por defender algunos de los muchos elementos positivos que tiene el marco institucional y económico chileno. Es más, muchas veces se han sumado irreflexivamente a las críticas. Resulta difícil a primera vista entender esta forma de actuar de nuestra clase política que parece renegar de lo que ha hecho en el pasado reciente.  En el gobierno y la centroderecha, uno se pregunta por qué lo hacen si llegaron al poder precisamente con el respaldo del electorado para completar la transición de Chile hacia el desarrollo, su principal promesa de campaña; en la Concertación, cuesta entenderlo porque con ese proceder parecieran olvidar lo que hicieron los últimos veinte años, que paradojalmente ellos mismos han calificado como uno de los períodos más virtuosos de la historia política chilena”.

•             “Nuestro análisis encontró algunos elementos comunes entre las muestras de descontento que vivió Chile el año 2011. Todas ellas en definitiva apuntaban a cuestionar el poder: el poder del gobierno entre los ciudadanos; el de los empresarios ante los consumidores; el poder central entre los habitantes de las comunidades locales; el de los políticos entre los electores; el de la Iglesia Católica y otras instituciones religiosas entre los fieles; el de los medios de comunicación masivos como la televisión y los diarios entre los usuarios de las redes sociales. Se trataba, en el fondo, de un cuestionamiento a los mecanismos tradicionales de representación(………) Así es como llegamos al concepto de la desintermediación. Las sociedades modernas, caracterizadas por una democracia representativa y una economía de mercado, utilizan como mecanismo habitual de interlocución entre los ciudadanos y el poder la intermediación. En el caso de la política y el acceso al gobierno, los intermediarios tradicionales son los partidos políticos y los parlamentarios. En el ámbito de la información, los intermediarios son los medios de comunicación; en el campo del acceso a bienes y servicios de consumo, la tarea la llevan adelante las empresas, que obtienen de terceros recursos tales como tecnología, financiamiento, equipos, para realizar su labor. También en el ámbito económico, el dinero es un medio de intermediación por excelencia. Pues bien, nuestra tesis es que hoy día todos esos espacios de intermediación, antes incuestionados, están desafiados y ello es particularmente cierto en el caso de Chile”.

•             “No somos insensibles frente al dolor, la pobreza o la inseguridad; simplemente pensamos que nuestras soluciones para atacarlas son mejores. Queremos reducir la desigualdad, pero hacerlo sobre bases permanentes, que potencien a las personas, que las saquen de la tutela del Estado. Entonces no podemos considerar bueno per se que aumente el tamaño del Estado y basar nuestras políticas en entregar cada vez más subsidios y en aumentar el gasto público. La gente prefiere la educación privada y la salud privada; entonces no podemos acceder a la permanente extorsión de quienes pretenden sostener la educación y la salud privadas sobre la base de perjudicar y reducir las alternativas privadas. Tenemos mucho que ofrecer y debemos empezar por derrotar el derrotismo. Ello comienza por tener nuestro propio diagnóstico. Si lo hacemos, concluiremos rápidamente que no sólo no se ha derrumbado el “modelo” en Chile, sino que los muertos que algunos mataron gozan de perfecta salud”.


Imprimir